¿Qué tipos de yerba mate hay y cómo se consume?

Martina Latinafy 3 Jun, 2021

El mate es un asunto serio en muchas partes de América y una gran tentación en el resto del mundo. Hay muchas clases de yerba mate para prepararlo y también gran cantidad de estilos: Dulces, amargos, con o sin saborizantes agregados, incluso fríos. Los países en los que más se consume son Argentina, Uruguay y Paraguay.

Primero que todo, la yerba mate es un árbol nativo de la selva paranaense (América del Sur) y cuyas hojas se utilizan, luego de un largo proceso, para la preparación del mate. Éste es una infusión que adquiere su nombre del envase en donde usualmente se hace, una especie de calabaza con forma cóncava para colocar dentro la yerba mate procesada y la bombilla (un tipo de pajilla metálica o de caña), a través de la cual se bebe. El mate como recipiente puede, al igual que la bombilla, ser de metal, madera o plástico.

Ahora que sabemos más de su uso y consumo, vamos a pasar a contar las claves para elegir el mejor tipo de yerba mate según tus preferencias ¡Acompáñanos!

yerba mate

Tipos de yerba mate

Cada yerba mate se diferencia la una de la otra por características como el tiempo de estacionamiento, si tiene más o menos polvo y si cuenta con palos, sabor, etc. Cada marca de yerba mate posee su propia fórmula para la realización de la yerba. La Yerba Rosamonte cuenta con una versión suave, la Playadito es una de las más elegidas por su intensidad, mientras que CBSé tiene un amplio catálogo de yerbas saborizadas con cítricos y hierbas. Por si fuera poco, también hay opciones bajas en calorías, con energizantes naturales y hasta con café.

  • Yerba mate con palo: Es el tipo de yerba más utilizada para un mate suave. Está compuesta por aproximadamente un 30% de palo y un 70% de hojas secas. 
  • Yerba mate compuesta: El objetivo es potenciar las propiedades antioxidantes de la yerba mate con otros sabores y aromas de hierbas, como la manzanilla, tilo, poleo, boldo, burrito, entre otras. Esta yerba mate es utilizada muchas veces como digestiva, para después de una comida, aprovechando las bondades de algunas hierbas. Siguiendo esta línea, algunas también son utilizadas por sus capacidades relajantes y de bienestar.
  • Yerba mate para tereré: El tereré es una bebida típica del litoral de Argentina y de Paraguay, y se toma con agua fría o jugos de frutas con hielo. Para lograr esta bebida, es necesario un tipo de yerba mate con una molienda más gruesa y con menor cantidad de polvo, para evitar que la bombilla se tape. Es ideal para consumir en verano.
  • Yerba mate saborizada: Si gustas de un mate amargo e intenso, pero también de ir alternando los sabores, este tipo de yerba mate es para ti. Hay variedades de yerbas mate fabricadas con sabores cítricos, como limón, naranja y pomelo entre otros; o con frutas tropicales y del bosque.
  • Yerba mate barbacuá: Esta yerba mate, quizás más exótica, es todo un proceso en sí misma. Es sometida a un secado mucho más lento y artesanal, ya que las hojas están expuestas al fuego durante mucho más tiempo que el proceso normal. Este método le otorga a la yerba mate un sabor un poco más ahumado.
  • Yerba mate orgánica: Desde el proceso de siembra hasta la cosecha, no se utilizan agroquímicos. Esto permite una yerba mate consciente del medioambiente, así como más sana para consumir. 
  • Yerba mate despalada (sin palo): Si gustas de un mate más fuerte e intenso, puedes utilizar este tipo de yerba mate, que no contiene palo.
  •  

    ¿Y dónde es posible conseguir yerba mate típica estando en otro país?

    Si bien en algunos comercios la yerba es incluida en el sector de importados, lo cierto es que la variedad suele ser escasa. La solución ante esto es acudir a nosotros, Latinafy.com, que tenemos gran cantidad de opciones para el consumidor, con mates y bombillas incluidos, sino que también realizamos envíos a todo el mundo.

    Ten presente que cada persona elige el tipo de yerba mate que se adecúa mejor a sus gustos personales, dado que es una bebida que puede tomarse en el desayuno, entre comidas o incluso durante largas jornadas de trabajo y estudio ¡En soledad o compartiendo con otra persona! Así que la decisión se encuentra totalmente en tus manos… o paladar ¡A disfrutar de la nueva rutina!